Cobro de Deudas Turquía

Una Solución de Cobro Confiable en Turquía

Cobrar una deuda en Turquía puede parecer imposible. Las barreras idiomáticas y culturales, las leyes y costumbres extranjeras, y las distancias imponen serios desafíos.

El cobro de una deuda es más simple cuando se utiliza una agencia de cobranzas que domina las leyes y costumbres del país donde reside el deudor. Cedar Financial cuenta con representantes en Turquía que comprenden las prácticas habituales de cobro para respaldar la recuperación total de sus fondos.

Desde 1991, Cedar Financial se ha desempeñado como una agencia confiable de cobro con licencia nacional, ayudando a las empresas a cobrar deudas vencidas en el extranjero. Con una amplia gama de experiencia en cobro dentro de las diferentes industrias, nuestro experimentado equipo cobra sus deudas de manera rápida y efectiva para que pueda recibir los pagos adeudados.

Con oficinas en más de 150 países, incluido Turquía, trabajar con Cedar Financial le brinda acceso a una red global de cobradores con licencia nacional. Nuestro completo conocimiento de las leyes, costumbres y culturas locales garantiza los mejores resultados posibles en la cobranza.

Ayuda Integral Poniendo a las Personas Primero

En Cedar Financial, ponemos a las personas primero, haciendo todo lo posible para recuperar su dinero sin perder una buena relación con su cliente. Nuestros esfuerzos estratégicos basados en relaciones públicas son justos pero firmes, garantizando que su reputación sea ¡nuestra principal prioridad!

Combinamos un enfoque orientado en las personas con las últimas soluciones basadas en la tecnología para impulsar los resultados y proporcionar una mejor gestión de los contactos. Este método integral nos permite obtener los resultados requeridos y al tiempo conserva las relaciones con los clientes.

Además, nuestra red de cobradores, abogados y proveedores constituyen para nosotros relaciones preciadas que nos permiten hacer nuestro trabajo. Valoramos cada una de estas relaciones, sin importar cuán pequeña o grande sea.

Póngase en contacto con nosotros hoy y conozca lo que podemos hacer por su empresa.

Preguntas frecuentes para Turquía

Con sede en Estambul, Turquía, nuestro equipo de especialistas en recaudo está altamente entrenado. Además de su conocimiento financiero, familiaridad con las costumbres y la cultura local, nuestros agentes están capacitados en negociación, resolución de conflictos y otras técnicas. Esto enfatiza nuestro compromiso con el recaudo amigable de una deuda.

Prestamos nuestros servicios con la premisa de que Sin Recaudo No hay Comisión en el caso de cobro prejudicial, y no existen tarifas o costos ocultos. Nuestra tarifa de servicio se paga solo después de que los deudores Turcos realicen un pago.

Principalmente comercial (bienes entregados/servicios prestados) que son alrededor del 80% y el resto deudas de consumo.

Aproximadamente entre 2 semanas y un máximo de 2 meses. También realizamos investigaciones y búsquedas para lograr la ubicación de los deudores ilocalizados y, si no se logra pactar un plan de pago y/o pago total dentro de los 2 meses siguientes, damos nuestro consejo sobre cómo proceder con las acciones legales si el monto de la deuda lo amerita.

Investigación de la información de contacto más actualizada del deudor, envío de carta de requerimiento por correo privado, fax y correo electrónico, luego se inician las llamadas de cobro. Si es necesario, hacemos una visita o concertamos una reunión con el deudor.

Dependiendo de la ubicación del deudor, solicitamos viáticos de viaje.

Sí, las evidencias tienen una gran importancia para el cobro de la deuda prejudicial.

Contamos con un equipo de 12 abogados para iniciar acciones legales en Turquía. Sin embargo, los procedimientos de acción legal en Turquía requieren un Poder Notarial apostillado y las acciones legales pueden tomar entre 1-4 años. Por este motivo compartimos un informe final relativo a las acciones prejudiciales antes de brindar nuestro asesoramiento legal.

Los deudores en Turquía no están legalmente obligados a pagar gastos de cobro o intereses durante la etapa prejudicial del proceso de cobro de la deuda. Los honorarios de cobro (si se mencionan en el contrato entre el deudor y el acreedor) y los intereses solo pueden reclamarse después de una acción legal.